¡Bienvenido! En la web encontrarás noticias de actualidad relacionadas con la tecnología: Internet, software, hardware...

Filtradas las características del Samsung Galaxy S8+

Posted: Febrero 24th, 2017 | Author: | Filed under: Hardware | Comentarios desactivados en Filtradas las características del Samsung Galaxy S8+

Después de los últimos fracasos que ha tenido la empresa con el tema de las baterías que explotaban, Samsung intenta recuperar su prestigio con su presentación a nivel mundial del nuevo Galaxy S8+. Es esperado para el próximo mes de abril y su aspiración es impactar en el consumidor. Gracias a una filtración de Evan Blass, se han hecho públicas las características más importantes del nuevo ‘smartphone’ de Samsung antes de la fecha de salida.

características samsung galaxy s8+

El punto más destacable de este móvil, se encuentra en que contará con una pantalla grande, de 6,2 pulgadas (ligeramente curva). Para que puedas hacerte una idea de cuánto es el cambio, las del Galaxy S7 Edge y iPhone 7 Plus tienen 5,5 pulgadas, y hasta ahora, son los más grandes de Samsung y Apple. Lo mejor de esto, es que gracias a las esquinas tan finas y la curvatura de la pantalla, el nuevo modelo no tiene porqué ser más grande. Esta es la primera imagen que se ha filtrado del móvil:

Nuevo Samsung Galaxy S8+

Además, Galaxy S8+ será resistente al agua y contará con un lector de iris para identificar a su usuario. Este es un sistema para desbloquear el dispositivo que sustituye el típico patrón o contraseña y que se está poniendo, por su fiabilidad y porque es mucho más cómodo para el usuario. Ya lo habíamos visto anteriormente en otros terminales.

También se espera que tenga dos cámaras: una cuenta con un sensor de 12 megapíxeles en la principal, mientras que la frontal contará con 8 mp. Evidentemente, Galaxy S8+ también contará con el sistema “Samsung Pay”, 64GB de almacenamiento base y 4GB de memoria RAM, el habitual sistema operativo de Android y unos auriculares AKG.

Para poder disfrutar el Galaxy S8+, habrá que esperar hasta su lanzamiento el 29 de Marzo. En ese momento, también podremos ver si cumple con las expectativas deseadas por Samsung.


Análisis de los puertos de los MacBook Pro

Posted: Diciembre 30th, 2016 | Author: | Filed under: Hardware | Comentarios desactivados en Análisis de los puertos de los MacBook Pro

El pasado mes de octubre Apple presentó la renovación de sus MacBook Pro 2016, los ordenadores portátiles más potentes de la compañía. Entre los diferentes cambios estéticos y las mejoras, una de las cosas que más está dando que hablar es la eliminación de puertos para dejar sólo conexiones USB-C, algo que no ha gustado a mucha gente.

La tecnología avanza. Prácticamente cada día hay un nuevo descubrimiento que modifica, añade o reemplaza las cosas ya existentes. Muchas de estos hallazgos o invenciones acaban llegando a la electrónica de consumo más tarde o más temprano y los cambios no son siempre fáciles de aceptar o asumir, sobre todo si son algo que cambia nuestras costumbres o nuestra manera de funcionar.

El nombre de Apple siempre ha sido asociado a innovación, pero últimamente parece que sus decisiones no son más que un dolor de cabeza para los usuarios. Está claro que lo que hoy en día es un estándar tecnológico -como los puertos USB o el jack de auriculares- dentro de un tiempo será algo obsoleta (ya pasó con el CD, por ejemplo), sin embargo, Apple está realmente arriesgando en incorporar novedades útiles y con futuro o es más bien un atraso?

Detalles de los puertos del Macbook Pro 2016

En esta ocasión, la compañía de la manzana mordida ha decidido apostar por puertos USB-C Thunderbolt 3. Los modelos de 13 y 15 pulgadas que incluyen la pantalla táctil o ‘Touch Bar’ llegan de fábrica con cuatro de estas entradas, dos en cada lateral del ordenador; las versiones de ambas medidas que no cuentan con la pantalla sólo llegan con dos puertos en uno de los laterales.

puertos macbook pro 2016

Hasta el estreno de los portátiles este 2016, los anteriores ordenadores de la compañía llegaban con bastantes más puertos. Además de la ranura de carga MagSafe, estos aparatos incluían dos conectores Thunderbolt 2, un par de puertos USB 3, una entrada HDMI y una ranura para tarjetas SD. Conexiones de todo tipo para que cualquier usuario pudiera sacar todo el partido posible a su equipo.

Pero, ¿qué características tienen las nuevas entradas USB-C? La primera de ellas es que se trata de un tipo de entrada que también transmite alimentación, por lo que el cargador del ordenador se puede pegar a cualquiera de ellas para que la batería se cargue.

La segunda es que la velocidad de conexión y transmisión de datos es mucho mayor que la de los conectores Thunderbolt 2 anteriores: se puede llegar hasta los 40 Gb / s. Esto es notablemente útil para guardar archivos en un disco duro externo, por ejemplo, ya que las cosas más pesadas se pasarán de un lugar a otro en un abrir y cerrar de ojos.

Además, en su interior residen más protocolos, lo que implica que permite transferir datos a través de USB 3.1 y conectar dispositivos HDMI, VGA, DisplayPort, Thunderbolt y PCI Express, todo en uno. Esto, con el cable indicado, hace que se puedan conectar todo tipo de cosas, desde cualquier replicador de puertos hasta todo tipo de pantallas, terminales o sistemas de almacenamientos.

El nuevo puerto duplica el ancho de banda de vídeo, permitiendo conectar dos pantallas 4K a 60 HZ o una pantalla 5K. Esta opción llega en el momento en que las pantallas y televisiones 4K cada vez son más populares y accesibles, por lo que se podrá sacar el máximo partido a su resolución si contamos con un MacBook Pro 2016.

A modo de resumen, los nuevos puertos USB-C son mucho más completos que lo que venía de fábrica con los portátiles anteriores: son más compatibles, tienen más velocidad, pueden cargar cualquier periférico y permiten conseguir unas mayores resoluciones de pantalla al enchufar dispositivos externos.

¿Innovación o atraso?

Aunque las ventajas, el foco de la polémica viene por la poca versatilidad que tienen actualmente si hablamos de conectar otros aparatos del mercado o si hablamos de productividad.

Si miramos a nuestro alrededor, pocas son las cosas que tenemos a mano con una conexión USB-C. Con un poco de suerte, tendremos algún teléfono móvil con esta entrada, como el LG G5 o el Nexus 5X / 6P, pero lo común es que no sea el caso.

El mayor problema reside en la compatibilidad con los accesorios que se quieran conectar. ¿El disco duro externo que tienes en el cajón? USB 2.0 / 3.0. ¿Tu monitor de ordenador? HDMI. ¿Tu iPhone o tu Galaxy S7? USB o microUSB. La tarjeta de memoria de tu cámara de fotos? SD.

Hay que comprar adaptadores para poder enchufar cualquier cosa y eso no es buena señal. Si ya de por si los MacBook Pro 2016 han sufrido un aumento de precio considerable, los usuarios tienen que hacer un desembolso aún mayor para poder utilizar todas las cosas que usaban antes.

Este tipo de ordenadores tienen un gran uso profesional. No son pocos los editores de vídeo, fotografía o sonido, junto con los que necesitan mover grandes cantidades de archivos o una máquina potente y portátil, que se van a tener que comprar mil y un adaptadores para seguir utilizando el ordenador igual que utilizaban los modelos más antiguos.

Los hay que hablan de que esto es una maniobra de Apple para conseguir que sus clientes se dejen aún más dinero en sus productos. Otros hablan simplemente de un grave error de equipo. Un bajo porcentaje de usuarios está conforme con el cambio.

¿Innovación o atraso? Ambas cuestiones son ciertas. Innovación para que dentro de unos años (meses, incluso, dependiendo del resto de compañías) del USB-C será un auténtico estándar, como lo es hoy en día el USB 3.1 o como lo fue en su momento la ranura de CD en los ordenadores -la tecnología avanza nos guste o no-. Atraso porque para ser totalmente eficiente o productivo, debes llevar siempre contigo un montón de cables con los que conectar el resto de tus cosas en el ordenador (y gastar dinero en ellos).

Cuando salió a la venta el Galaxy S7, Samsung ha señalado que no había incorporado el USB-C como conector en los terminales para que el resto de cables y accesorios no estaban preparados para ello, aunque el propio conector es mucho más que interesante. Apple se ha tirado a la piscina, como ya hizo poco tiempo antes en sacar el Jack de 3,5 de su iPhone 7, y sólo el tiempo hará que la balanza se decante por el éxito o por la metida de pata.